Mujeres de la radio dominicana

A propósito de la celebración a los ‘‘dueños del micrófono’’, durante este mes de abril, aprovechamos la ocasión a través de este reportaje para valorar y resaltar a las mujeres dominicanas de este hermoso ejercicio. Al conversar con la presidenta del Círculo Dominicano de Locutores Dominicanos (CLD), Ana Daisy Guerrero, nos explicó que para abundar sobre el pasado y el presente de la locución femenina, es preciso hablar de ‘‘generaciones’’.

El tema se puede englobar partiendo de tres generaciones, ya que son etapas completamente diferentes y cada una de ellas ha dado a luz importantes y destacadas mujeres.

Generaciones de íconos

Según esboza la dirigente del gremio, si vamos a hablar de la primera generación estaríamos hablando de íconos como: Georgina Miniño, Milagros Gómez de Cuervo, María Cristina Camilo, mujeres que han sido consideradas como pioneras de la locución dominicana. Hay que destacar esta última, María Cristina Camilo quien fuese la primera locutora en aparecer en la televisión dominicana y con más de siete décadas en las tablas y los medios de comunicación y, que, en 1952 se convirtió en la primera locutora nacional en hablar por “La Voz Dominicana” y la tercera en América. Así mismo, tal y nos enumera Ana, se agregan a la lista de la primera generación Norma Santana (fallecida), Norma Gravemey, Ida Altagracia Cesín Hazim, Nieves Corniel; todas eran voces noticiosas de aquellos tiempos y que todavía seguimos disfrutando de ellas, como es el caso de Corniel, que permanece en el programa “Micrófono abierto” por Radio Popular.

Otras como Carmen Alonso Acosta, Ana María Arias Contreras, Ana Germania Arzeno, Buenaventura Báez (conocida mejor como Celeste Cruz), Hilda Alicia Colón, Thelma Nuris Espinosa, Zunilda Mercedes Foundeur Rodríguez, entre otras.

En ese mismo renglón, no se puede dejar de mencionar a doña Bertha Dubús de García, quien se registra como una de los tres primeros locutores dominicanos, junto a Julio García Alardo y Octaviano B. Portuondo (Historia de la Locución Dominicana de Rubén Darío Aponte). Sin embargo, cuando se habla de la segunda etapa hay que incluir a Jatnna Tavárez, Zoila Luna, Tania del Carmen Báez y Lissette Selman, mujeres que representan con dignidad esta hermosa profesión de la voz. Pero este viaje debe recaer en la tercera generación, es decir, en el presente, en donde muchas mujeres jóvenes e inteligentes se están destacando, un listado que quedaría corto por la diversidad, a diferencia de aquellos tiempos que se contaban con una mano.

Profesionales de la voz que se destacan en diferentes áreas: animación, farándula, humor, maestrías de ceremonias y más.

¿Crecen las mujeres en la locución?

Ana Daisy dice que la mujer ha venido luchando por la igualdad, por la equidad y por ocupar esos puestos que solamente eran destinados para ellos. La locución, según explica, era un ejercicio en el que solo abundaban los hombres, pero esa realidad ha ido cambiando: ‘‘Aunque si analizamos la cantidad de locutores y locutoras, vamos a ver que en un 75 por ciento son varones, aunque no es menos cierto que, sí ha crecido la población de mujeres considerablemente”.

El tiempo de la mujer brillar en la locución, está notándose en las emisoras del país, y prueba de ello es la cantidad significativa de voces femeninas que arrasan como voz comercial.

Ella le agrega a ello, el hecho de que “la mujer siente más necesidad de prepararse, y no era que antes no lo hacía, sino que estaba más cerrado por la cultura machista que, hasta el día hoy, permanece sutilmente”. Sin embargo, es una realidad que sí se ha estado viendo la cantidad de mujeres que están en los medios de comunicación, haciendo un trabajo de calidad y permanencia.

El rol de las locutoras hoy día

Lissette Selman Asilis es una locutora, comunicadora social y entrenadora de oratoria, que no solo está en los medios desde 1984, sino que es una de las más reputadas con el mayor prestigio en el aspecto humano. Al conversar con ella nos habla de que el rol de la locutora dominicana es, en esencia, el mismo que el de un locutor, con la única diferencia que siendo mujer se espera que se mantenga aún más los niveles de dignidad y de respeto a sí misma, y por lo tanto, a la propia sociedad.

“La locutora puede ser divertida y espontánea, pero siempre debe ser correcta, porque como mujer tiene una dosis mayor de sensibilidad y la oportunidad de incidir positivamente en la sociedad; ya que se presume que la mujer es más consciente por nuestra propia naturaleza, entonces creo que además de ser correctas, hay que tener un buen manejo del lenguaje verbal-corporal y, por supuesto, la actitud y el respeto a sí misma y a la comunidad a la que sirve”, afirma Selman.

Un futuro prometedor

Marisol Pérez, quien es la administradora de la Escuela de Locución Nacional Prof. Otto Rivera nos dice que en estos tiempos la mujer locutora dominicana está preparándose y, de acuerdo a su punto de vista, es un desarrollo que se ha ido notando cada día más. ‘‘Nosotras las locutoras nos empeñamos en actualizarnos, en aspectos que hoy son obligatorios como el manejo del Internet, con las emisoras digitales y las mismas redes sociales, es decir, hay un interés marcado en la mujer de encontrar los mejores medios para evolucionar y brillar con voz propia, ya sea en la radio o en la televisión’’. En ese mismo sentido, ella nos responde la pregunta de en qué aspectos las locutoras dominicanas deben mejorar: ‘‘Si en algo se debe trabajar con fuerza, es en mejorar la propia dignidad.

Darle valor a nuestra voz, el locutor o la locutora además de tener dicción, fluidez y entonación, debe tener educación e integridad.” A la vez enfatiza la necesidad de saber usar el micrófono, que va más allá de tener una voz dulce o potente, ella se refiere al hecho de hay que cuidar la palabras y el mismo mensaje, porque lo que digas va a construir o destruir. Y de que la locutora tiene que ser consciente de que hay un público que la está sintonizando, y que de alguna u otra forma, absorberá el mensaje que le estás dando.

El poder del micrófono y mensajes al gremio

Ana Daisy explica que la locución no es algo mecánico y que en su ejercicio y su buen manejo no hay diferencia de género.

Ella invita a los locutores que extiendan un mensaje positivo por medio del micrófono; y aconseja, a que se empeñen en trabajar temas para que se importantice a la mujer.

‘‘Llevemos un contenido correcto que contenga mensajes de protección a las mujeres. El deber de encaminar a aquellas personas que los sintonizan, esos receptores que reciben el mensaje y el contenido que ustedes como locutores emiten a través de los medios de comunicación’’, puntualiza.

En ese mismo sentido, Lissette Selman destaca que las mujeres locutoras deben cuidarse de la banalidad, de la superficialidad, de la inmediatez, de la desesperación y del afán desmedido por “descollar”, acosta de cualquier cosa. Ella plantea también, que toda conquista para que sea permanente debe estar sustentada en un esfuerzo constante y en una plataforma muy sólida que solo se construye día tras día.

La reconocida locutora considera que “la nueva generación carece de visión, de lectura y de la avidez que debe tener todo comunicador por aprender cada día un poco más, porque tener un micrófono en la mano es un arma que debe utilizarse para construir y hacer referencia, para orientar y nunca para lo contrario”.

Para las nuevas generaciones que están en las emisoras y diferentes medios, Lisstte Selman termina dando sus efectivos consejos: “Afiancen los valores, porque comunicamos lo que somos, lo que pensamos y lo que sentimos. Primero tenemos que descubrirnos a nosotras mismas. Y no me refiero solamente a la mujer, sino a todos los que pertenecen al gremio, a que descubran quiénes son y lo que aspiran, a trabajar por su ser interior y, obviamente, por la formación constante también’’. No cabe dudas de que la mujer con su dulce y melodiosa voz, tiene la facultad de influenciar, pero sobre todo, con lo que dice a través de ella. Es una gran responsabilidad que tiene, no solo de entretener, sino de orientar y sensibilizar a la sociedad que la sintoniza por medio de este maravillo medio, que es la radio. Es un ejercicio hermoso cuando se hace con amor y del que las mujeres, hoy por hoy, están tomando mayor responsabilidad, pasión y dedicación.

Deja un comentario